PIEZAS FAVORITAS: ALFOMBRAS


Si hay una pieza que me guste a la hora de decorar para dar calidez a cualquier rincón esas son las alfombras. Durante siglos ha sido el medio de expresión de muchas tribus nómadas y sedentarias que habitaron por diferentes puntos del planeta. Por eso tenemos una gran variedad en el mercado: orientales, persas y turcas, indias, chinas, turcas y caucásica. Cada una de ellas se diferencian sobre todo por los colores utilizado. Existen de infinidad de composiciones, estilo y colores, algunas son verdaderas obras de arte. María me hacia una consulta para acertar comprando una alfombra para su casa, y necesitaba los diferentes tejidos. Espero que así conozcas un poco más la composición de las alfombras y su pros y contras.

 

Podemos encontrar las alfombras de lana, estas se extienden en suelo liso y se pueden pegar también en paredes e incluso hasta en los techos.
Otras son las de pelo de vaca, camello, etc. que protegen medianamente del frío y del ruido. El mantenimiento es fácil y se limpia bien, pero se desgasta antes que la lana. 
Sin embargo, las alfombras tejidas de algodón son de poca anchura, las podemos encontrar rizadas o lisas y lo mejor que tienen una buena gama de colores. Por el contrario, las alfombras tejidas en celulosa o acrílicas son buenísimas para la protección del frío y del ruido, y tienen muy buen envejecimiento, poco desgaste y un mantenimiento fácil. Son las más vendidas por su comodidad. Pero otras que vienen pisando fuerte son las alfombras de fieltro que protegen medianamente del frío y del ruido, tienen un buen envejecimiento y un desgaste recudido además el fieltro es fácil de limpiar.

 Vía

 Vía
 Vía


Espero que este post te resuelva muchas dudas y se a útil a la hora de elegir tu alfombra. Y te animo a que si tienes algunas dudas a la hora de hacer alguna compra o sobre todo tema no dudas en hacer tu consulta que te responderé encantada.
¡Feliz día!
Image and video hosting by TinyPic