Sevilla, España

COMO DISEÑAR UNA COCINA FUNCIONAL


Hay una cosa que casi todas las personas tienen en común, y es que en la mayoría de los casos no piensan en la funcionalidad y se centran en la estética a la hora de decorar. 

Y ese es el mayor problema a la hora de diseñar una cocina funcional, ya te dije una vez cual era el mejor secreto que siempre debes tener en cuenta que es la distribución aquí puedes verlo. Pero para que sea del todo funcional hay que pensar en lo que necesitamos para trabajar bien.

Este post va a ser más técnico pero te vendrá genial para que tengas una idea y sepas conseguir la cocina de tus sueños.


En principio debes tener en cuenta la distribución y siempre conseguir un buen triangulo de trabajo 

¿Qué es eso?

El triangulo imaginario de trabajo es ubicar las zonas de trabajos básicas consiguiendo un triangulo imaginario. Esas zonas son cocción, lavado y almacenaje. Pero si quieres saber más de esto arriba te he dejado el link para que aprendas más sobre este tema. 

Te quiero dar las pautas para que consigas la mejor zonas de cocción y de almacenaje con unos pequeños tips,


Como la distribución de esta cocina que es perfecta, han conseguido el triangulo de trabajo a la perfección, colocando el frigorífico a una esquina separado del calor, y la zona de almacenaje por todo alrededor. Un diseño actual y elegante.


Conseguir la mejor zona de almacenaje es posible.

Frigorífico: siempre se debe instalar cerca del fregadero y bien separado de los hornos. Deja delante unos 80 cm para abrirlo cómodamente. Busca que sea funcional y con la capacidad que te interese: con una puerta, combi, con dos puertas.....

Despensa: para guardar los alimentos como mínimo se necesita dos módulos bajos y uno alto. Hay que ubicarlos junto a la nevera y equiparlos para así conseguir duplicar espacio. Si eliges columnas de 30 cm de ancho no vas a desperdiciar ningún centímetro, dentro puedes poner cestas o baldas extraíble, o poner módulos con bandejas articulables o giratorias...

Gaveteros: Son cajones que te ayudan a que sea de acceso más cómodo y puedes tenerlo todo a mano sin necesidad de agacharte. Sus medidas normalmente son de 30 cm de ancho hasta 150 cm, y en su interior puedes equiparlos con pivotes para separar las cacerolas, sartenes o incluso la vajillas. Algunos les puedes poner hasta cajones ocultos para ordenar especias, guardar botes, o colocar en su interior los cubiertos.


Para conseguir la zona ideal de cocción debes tener en cuenta unos detalles de la placa, la campana y el horno. 

Placa: es conveniente situarla a unos 50 cm del fregadero, dejando ese espacio libre para trabajar. Cuando vas a elegir un modelo no te limites a la estándar que mide 60cm de 4 fuegos, piensa en tus necesidades las hay con 3 fuegos, más estrechas de 30cm, hay bastante variedad. También puedes escogerlas de inducción, de gas, con fuegos para work, o incluso poner una plancha.

Campana: estas deben tener un ancho como mínimo que sea igual que la placa o un poco mayor. Para que realice una buena función debes colocarla a unos 70 cm de distancia o unos 75 cm si es de gas. Y la potencia de la campana hay que calcularla según el tamaño de la cocina. Todas llevan un conducto para sacar los humos al exterior pero si no es posible pues escoge una con filtros de carbón activo.

Horno: se recomienda colocarlo en columna con el micro a 90 cm del suelo, también es posible colocarlo debajo de la placa. La medida estándar de ellos suele ser de 60 pero los hay hasta de 90 con mayor capacidad. Hoy en día tenemos la suerte que muchos incluyen en su interior microondas, horno a vapor, asado lento... Para hacer recetas exquisitas. 


¿Estas diseñando tu cocina? 
Te espero en los comentario para ver si te puedo ayudar en algo. 

Image and video hosting by TinyPic